fbpx

Cómo escoger la música para una boda: 5 puntos inolvidables

TODAMIBODA

TODAMIBODA

Disfrutar de una buena música es el punto clave para que cualquier tipo de celebración sea exitosa y más cuando hablamos de una boda. La música es uno de los elementos clave en la organización de la boda. No se le da el valor que debería tener, pero es un aspecto de vital importancia para acompañar sentimientos, situaciones y despertar emociones entre los invitados.

Personalidad de los novios

Tienen que ser conscientes de que la boda es de ellos y de nadie más. Ellos serán los protagonistas de este gran momento, este será quizás el único día de sus vidas en el que la pareja será el centro de atención. Nadie debe decirles qué hacer y menos en la parte musical. Sobre todo porque, a pesar de que hay muchos géneros y canciones que estarán de moda en ese momento, la música debe cumplir una premisa, combinar a la perfección con su personalidad. 

Es verdad que cada quien tiene sus gustos y preferencias y que seguramente sus invitados estarán esperando escuchar algunos clásicos o la canción que más está sonando en la radio, pero la última palabra es solo de la pareja. 
Aun así, tienen que tomar en cuenta que la música será un elemento permanente en toda la celebración, por lo que tienen que elegir muy bien para que la fiesta no sea un coro de bostezos o una locura que se les vaya de las manos. Tengan en cuenta que los invitados deben sentirse cómodos en todo momento. La boda debe de llevar el toque de la pareja, pero también es una fiesta que van a compartir con muchas personas más. Así que deben evitar los géneros muy oscuros o que puedan sonar raros en una boda y apuesten por el equilibrio. Eso sí, música alegre, emotiva y con energía, que ese día será solo para celebrar el amor de ellos dos.

Clásicos vs. éxitos del momento

Para la ceremonia religiosa normalmente se suele recurrir a clásicos que han sido escuchados en las bodas desde hace tiempo, generalmente en violín o en la voz de un coro. Estos suelen tener en su repertorio un sinfín de canciones de música clásica y algunas versiones de canciones contemporáneas que en sus manos de profesional animen los diferentes momentos de la ceremonia. Deben tomar en cuenta que durante esta celebración habrá diferentes momentos que requieran una banda sonora para desarrollarse a la perfección, como la entrada de la novia, las lecturas religiosas, el intercambio de los anillos y la salida de los invitados de la iglesia. Investiguen qué servicios ofrece la iglesia o templo porque puede haber la posibilidad de no tener que gastar en un grupo para la ceremonia.

Para quienes solo tendrán ceremonia civil, la música está menos limitada. Pueden contratar a un grupo o dueto que interprete las canciones favoritas de los novios. La música en vivo imprime una chispa especial, sobre todo en este tipo de eventos solemnes y muy emocionantes.
 

Intermedios y momentos memorables

Tanto en la ceremonia, como a lo largo de la celebración, les aconsejamos que la música esté siempre presente. Su papel es ambientar los momentos importantes como la entrada de los novios al lugar, el banquete y posteriormente la fiesta.

Para cada uno de estos momentos se recomienda un tipo de música diferente, no es lo mismo cenar con música de Frank Sinatra de fondo que estar en plena cena y escuchar una canción de reguetón. Hay que modular tanto el volumen como el tipo de música y adecuarla a cada etapa de la velada, pero sobre todo poner todo el buen gusto en lo que a música se refiere, al final de todo es su boda y seguro querrán que todos la recuerden como una noche inolvidable.

El primer baile

La elección de la canción que sonará durante el primer baile como esposos es muy importante y es una decisión que solamente debe depender de la pareja. En este aspecto tienen total libertad y pueden entrar en distintos géneros musicales. Hay que tomar en cuenta que si eligen una canción romántica esta creará un momento muy especial alrededor del primer baile, la conexión entre ellos se podrá palpar y se sentirán solos y unidos como nunca antes.

El equilibrio en la fiesta

La fiesta después del banquete es la cereza en el pastel. Pero es también un momento delicado ya que la selección de canciones y la música debe satisfacer a la mayor cantidad posible de invitados. Deben intentar elegir canciones de diferentes géneros para el gusto de todos y no solamente cosas que les gusten a la pareja. Todos los novios desean tener una fiesta inolvidable y gran parte de esto depende de la selección de la música. Ya sea que contraten a un Dj o que elijan tener a un grupo musical. 

Otro punto importante es la flexibilidad de los encargados de la música, es verdad que ya se habrán puesto de acuerdo con ustedes con respecto a los temas, pero siempre habrá alguna petición de último momento o un invitado que tenga muchas ganas de escuchar una canción, en este caso los encargados de la música deben ser flexibles y complacer algunas peticiones. Sabemos que los expertos son ellos pero ese momento será de todos y para todos y lo más importante es que todos disfruten y se sientan cómodos.

¿Te gustó? Comparte.

Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en email

También te puede interesar!

Deja un comentario