• Recordarme

UNA DESPEDIDA DE SOLTERA CON TODOS LOS JUGUETES

La fecha del matrimonio de Jimena todavía estaba poco clara, no porque existieran dudas entre ella y su novio Jaime, sino porque un inconveniente con el registro civil de ella, en el cual su apellido había sido escrito de forma incorrecta y luego corregido a mano, los obligó a cambiar la fecha. De lo que si no había duda alguna, era de la fecha de la despedida de soltera, que sus compañeras de trabajo –ella es diseñadora gráfica en una compañía editorial– le tenían preparada.

Había pelucas para todas: fucsias, moradas y rubias y unas cuantas acentuaron aún más su look con pestañas postizas. Unos deliciosos nachos especiales preparados por Camila, acompañados con una copa de vino rosado, hacían presagiar una velada entre amigas sin mucho sobresalto, lo que algunas no sabían es que faltaba una invitada.

Diana Guisao llegó con sus dos maletas repletas de mercancía hasta el sky lounge del edificio de El Poblado y se integró al grupo. Esta sicóloga de profesión, lleva tres años asistiendo a despedidas de solteras, en las que comparte con las asistentes experiencias en medio de una conversación fluida, tranquila y profesional, “sin pasar la delgada línea entre el erotismo y el morbo”, anota.

La acompañan sus dos maletas repletas de juguetes sexuales, cremas, aceites y lencería, los cuales van saliendo uno a uno para que las asistentes los conozcan y resuelvan las dudas sobre su uso. Claro, como la mercancía no son confites, es inevitable que surjan las bromas, caras sonrojadas y eventualmente alguna incomodidad, pero sin duda el objetivo de su presencia va más allá y busca abordar el tema de la sexualidad con seriedad, pero sin tapujos.

“A mí me parece muy importante que las mujeres tengamos empoderamiento de nuestra sexualidad y tomemos un rol activo en el manejo de nuestro placer. El placer sexual es un derecho humano y somos pocas las mujeres que así lo vemos; por lo tanto, a través de los conversatorios compartimos experiencias y ofrecer una asesoría profesional en el uso de la lencería, los juguetes y la cosmética erótica”, anota Diana.

No siempre resulta fácil romper el hielo, de hecho cuando la sicóloga llegó a la despedida de soltera de Jimena, la comida y el vino eran la prioridad, pero finalmente ella se abrió camino y empezó a hablar y a descubrir los secretos de sus maletas. La novia, algo tímida, apenas se reía con cada comentario que surgía ante la aparición de cada cosa, pero entre las asistentes había la variedad suficiente para provocar los comentarios más inesperados, hacer mala cara ante el olor de alguno de los aceites o gritar de terror al recibir en sus manos algo que “vibrara”.

Finalmente, y como la idea era que la novia se llevara algún regalo que todas las asistentes le daríamos, Diana y Jimena se fueron aparte para que ésta pudiera elegir sin tener 40 ojos encima.

Como dice Diana: “Qué mejor regalo para una mujer que comienza su matrimonio que unos ‘truquitos’ sexuales, acompañados de una gran variedad de juguetes, lencería y cosmética erótica para tener una vida de pareja plena”.

Abrir esta puerta da para mucho, la conversación aquella noche giró toda alrededor del tema que destapó Diana con sus maletas y quedaron fotos para reírse cada vez que vuelvan a verse; de alguna manera, fue el justo punto entre diversión y una mirada más seria al asunto. Probablemente Diana esperaría una mayor concentración y menos bromas de sus asistentes, pero fiesta es fiesta y cuando se habla de sexualidad, aún abordada desde la seriedad de una profesional en sicología, es inevitable que se cuelen los chistes.

En fin, hay que decir que no solo la novia salió con objetos de las maletas y que el objetivo de celebrar con ella y despedirla de su vida de soltera, se cumplió, ahora solo falta cuadrar la fecha del matrimonio.

Categoría: La novia

Comments

Para comentar e interactuar con otros usuarios de todamiboda.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de todamiboda.com

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO