• Recordarme

Lecturas recomendadas para tu ceremonia

La Iglesia recomienda algunas lecturas para cada momento de la ceremonia y los novios deben escoger entre éstas y definir quién las leerá. Esta elección debe hacerse con el corazón y pensando en que quienes las hagan tengan un significado especial para la pareja.

Te damos el listado de las recomendaciones de la Iglesia y un ejemplo de cada una de ellas para que vayas pensando en estos mensajes de vida, que marcarán tu matrimonio.

 

Primera lectura
Opciones: Génesis 1, 26-28 // Génesis 2, 18-24// Tobías 8, 5-8// Jeremías 31, 31-34// Cantar 2, 8-10. 14. 16. 8, 6-7 // Eclesiástico 26,1-4. 16-21

 

Lectura del Libro del Génesis 2,18-24: “Serán los dos una sola cosa"

Dijo el Señor Dios: "No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle a alguien como él, para que lo ayude". Entonces el Señor Dios formó de la tierra todas las bestias del campo y todos los pájaros del cielo y los llevó ante Adán, para que les pusiera nombres y así, todo ser viviente tuviera el nombre puesto por Adán.

Así pues, Adán les puso nombres a todos los animales domésticos, a los pájaros del cielo y a las bestias del campo; pero no hubo ninguno como Adán, para ayudarlo.

Entonces el Señor Dios hizo caer al hombre en un profundo sueño, y mientras dormía, le sacó una costilla y cerró la carne sobre el lugar vacío. Y de la costilla que le había sacado al hombre, Dios formó una mujer. Se la llevó al hombre y éste exclamó:

"Esta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta será llamada mujer o hembra, porque ha sido formada del hombre".

Por eso el hombre abandona a su padre y a su madre, y se une a su mujer y los dos se hacen una sola cosa.

Palabra de Dios


Salmo
Del Salmo 33: “Gustad y ved que bueno es el Señor”
Del Salmo 144: “El Señor está lleno de amor”
Del Salmo 102: “El Señor es comprensivo y misericordioso”

Del Salmo 127: “Dichoso el que ama al Señor y sigue sus caminos”

Del Salmo 32: “La alegría de nuestro corazón viene de Dios”

 

Segunda lectura
Opciones: Romanos 8,31-35.37-39 // Romanos 12,1-2.9-18 // 1 Corintios 6,13.15.17-20// 1 Corintios 13,1-13// Colosenses 3,12-17 // Efesios 5,2.21-33// 1 Pedro 3,1-9 // 1 Juan 3,18-24 // 1 Juan 4,7-12// Apocalipsis 19,5-9


Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los efesios 5,2a.21-33 “Maridos amen a sus esposas”

Hermanos: Vivan amados, como Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros.

Respétense unos a otros, por reverencia a Cristo: que las mujeres respeten a sus maridos, como si se tratara del Señor, por que el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza y salvador de la Iglesia, que su cuerpo. Por lo tanto, así como la Iglesia es dócil a Cristo, así también las mujeres sean dóciles a sus maridos en todo.

Maridos, amen a sus esposas como Cristo amó a su iglesia y se entregó por ella para santificarla, purificándola con el agua y la palabra, pues él quería presentársela a sí mismo toda resplandeciente, sin mancha ni arruga ni c osa semejante, si no santa e inmaculada.

Así los maridos deben amar a sus esposas, como cuerpo suyo que son .El que ama a su esposa sea ama a sí mismo, pues nadie jamás ha odiado a su propio cuerpo, sino que le da alimento y calor, como Cristo hace con la Iglesia, por que somos miembros de su cuerpo.

Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola cosa. Este es un gran misterio y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.

En una palabra, que cada uno de ustedes ame a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete a su marido.
Palabra de Dios.

 

Evangelio
Opciones: Mateo 5,1-12// Mateo 5,13-16// Mateo 7, 21-24-29// Marcos 10, 6-9Juan 2, 1-11// Juan 15, 9-12// Juan 15, 12-16// Juan 15, 20-26

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 5,13-16: “El resplandor de la pareja”

Ustedes son la sal de la tierra. Y si la sal se vuelve desabrida, ¿con que se le puede devolver el sabor? Ya no sirve para nada sino para echarla a la basura o para que la pise la gente. Ustedes son luz para el mundo. No se puede esconder una ciudad edificada sobre un cerro. No se enciende una lámpara para esconderla debajo de un cajón, sino para ponerla en un candelero a fin de que alumbre a todos los de la casa. Así pues, debe brillar su luz ante los hombres, para que vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre de ustedes que está en los cielos.

Palabra de Dios

Comments

Para comentar e interactuar con otros usuarios de todamiboda.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de todamiboda.com

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO