• Recordarme

¿BIZCOCHO O MESA CON POSTRES?

Prohibido prohibir se escucha por ahí, y tal vez esta es una frase que aplica bien a las novias, pues aunque existen tendencias y formas de hacer las cosas en un momento dado, son ellas –junto con sus parejas, claro está– quienes tiene la última palabra. Esto aplica muy bien para el tema de los dulces para el día de la boda, pues ya no es tan preciso decir solo “el bizcocho”, dadas las distintas alternativas que se ofrecen hoy.

Eliana Pardo del Taller Como pez en el agua, dice que todas las novias son tan distintas, que su mejor labor es escucharlas y buscar la alternativa que mejor se acomode a sus necesidades. “Hoy sigue usándose mucho la mesa de postres, pero eso no quiere decir que sea la única alternativa; hay novias que llegan y tienen muy claro que quieren tenerla, mientras otras dudan si tener o no el tradicional bizcocho y unas más dicen que bizcocho de ninguna manera”, cuenta.

La mesa de postres suele estar compuesta por dulces de tamaño bocado y en Como pez en el agua recomiendan al menos tres por invitado. Sobre los sabores, aquí también se abre un universo de posibilidades, está el del tradicional bizcocho de novia y un sinnúmero más, así que hay que tratar de ofrecer variedad para que cada quien encuentre una alternativa: “Una buena idea es que haya algo frutal más suave, algo de chocolate y otra cosa menos dulce, como por ejemplo una galleta”, explica Eliana.

Pero más allá de los sabores, para ella lo más importante es la decoración y la gama de colores, que vayan en línea con los de la fiesta o que contrasten. Así, si se incluye por ejemplo un macarrón, su sabor puede elegirse de acuerdo a las necesidades de color, e igual sucede con otros bocados o las cubiertas de los mismos; en todo caso, una buena idea es no elegir demasiadas referencias –porque esto dificulta el arreglo de la mesa–, sino más bien unas tres referencias (buena cantidad de cada una), pensadas para que “conversen” con los demás elementos de la mesa y de la fiesta misma; o puede pasar que el matrimonio sea muy blanco, caso en el que la mesa de postres funciona como un punto focal de contraste, y admite más colores.

En este caso es importante tocar el tema de las cubiertas o rellenos –más cuando se habla de tortas–, pues también aquí los límites se han ampliado. Las reposterías están hoy preparadas para hacer las mezclas que sus clientes determinen, así que puede haber combinados como torta de chocolate con relleno de frutos rojos y cubierta de mazapán –solo por poner un ejemplo–, la cuestión es que el límite es la imaginación y el gusto de los novios.

 

¿Y el bizcocho?

Si bien la tradición ha cambiado, la presencia del bizcocho de novia en los matrimonios de hoy, todavía continúa. En algunos casos está el clásico de varios pisos y cubierta blanca –aunque aparecen tendencias como tener un piso cuadrado y un par redondos o viceversa– y en otros una torta de vainilla, chocolate, o hasta caramelo, pero recubierta como si fuera bizcocho negro, para que no se pierda lo que algunas parejas todavía consideran importante.

De hecho, hay quienes ubican un bizcocho falso, pero con el exterior decorado para la ocasión, pues lo quieren tener para el brindis y la simulación de la partida. Hay que tener claro que este elemento tiene una doble motivación, la primera es la ya mencionada –brindis y partida–, mientras la segunda es la de satisfacer el antojo de algunos invitados, que normalmente lo están esperando y que hasta se quieren llevar una tajadita para su casa, así que en este caso no funciona el bizcocho falso.

Una alternativa más con el bizcocho de novia, es tener una trufa del mismo, empacada en cajita de acetato u otro material, y ponerla en cada puesto como recordatorio, así cada quien opta si comérselo o llevárselo y se evita el tema de empacar tajadas para llevar. Esta opción puede resultar un poco más costosa, pero sin duda es un bonito detalle.

¿Otras posibilidades? Eliana opina que si no se quiere tener el bizcocho dentro de la mesa de postres, se puede mandar a hacer uno de tamaño mediano para aquellos que quieren comer en la fiesta y/o llevar, y dividir el presupuesto de los dulces entre éste y los pequeños bocados. Insiste en que cada novia tiene unos deseos muy claros y particulares y que lo mejor que ellos pueden hacer buscar la manera de satisfacerlos.

En cuanto a costos, si la torta que se hace es de sabores como vainilla, chocolate o caramelo (entre otros), ésta resultará más barata que la de novia (que por las frutas y frutos secos que lleva resulta más costosa). Ya con respecto a la mesa de postres, hay que entrar a detallar tipos y cantidades, pero en suma Eliana dice que se pueden lograr costos similares sea que se elija el bizcocho y o los bocaditos.

 

Presupuesto y otros detalles

Con tantas posibilidades, además de los gustos entran a jugar temas como el del presupuesto, que será el que a la larga le terminará de dar los elementos para tomar la decisión. Piense en sus invitados y sus gustos y en ustedes y su bolsillo y deseos, y hagan un balance para llegar a la mejor opción; la tendencia es importante, pero nada debe imponerse sobre sus prioridades.

Resulta importante, por ejemplo, calcular la cantidad de bizcocho o postres para no quedarse corto, así, resulta prudente tener 15% más de la cantidad estimada, teniendo en cuenta el número de invitados. No importa si es un postre único, torta de chocolate, bizcocho de novia o bocaditos, calcule más tajadas o unidades teniendo como referencia este número.

Ya lo sabe, prohibido prohibir, con esta máxima en mente y con las muchas posibilidades que existen hoy, asegúrese de que esta sea una fecha muy dulce y de que sea cual sea su elección, logren combinar sabor y estética para que el cierre de este día inolvidable sea como ustedes siempre lo imaginaron, o que incluso supere sus mejores expectativas.

Comments

Para comentar e interactuar con otros usuarios de todamiboda.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de todamiboda.com

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO