• Recordarme

10 PREGUNTAS ACERCA DE LOS WEDDING PLANNERS

1.      ¿De qué se encarga exactamente un Wedding Planner?

Este profesional, de aparición más reciente en nuestro país, pero cada vez más demandado, tiene como misión asesorar en el diseño del concepto y temática de la boda, elaborar un presupuesto, organizar la agenda de los novios de acuerdo con su disponibilidad, negociar y gestionar con los proveedores según las necesidades de la boda, programar reuniones periódicas, planear los pagos, realizar un seguimiento de las solicitudes efectuadas, supervisar montajes y desmontajes el día de la boda y el programa a seguir.

 

2.      ¿Así que si yo contrato a este asesor, ya no tengo que hacer nada para mi matrimonio?

De ninguna manera. Muchos creen que al contratar un planificador de bodas, no tendrán que intervenir en la organización de la misma, por lo cual resulta fundamental que los novios entiendan que son ellos quienes siempre tienen la última palabra, con la ventaja de contar con un experto que les ayudará a encontrar la manera de resolver cada una de sus necesidades o inquietudes.

 

3.      ¿Entonces para qué lo contrato?

Porque una boda tiene mucho trabajo y contar con un consultor nupcial es una forma maravillosa de tener injerencia en cada detalle, pero con un apoyo permanente, que sabe del tema, conoce los proveedores, resuelve los problemas y es quien finalmente asume gran parte de la responsabilidad. Supervisar todos los servicios que intervienen en una boda no es tarea fácil, de ahí que es importante tener una persona que esté a cargo de todo, mientras ustedes disfrutan de ese gran día. Un Wedding Planner es sinónimo de tranquilidad para la pareja y sus familias. Y en casos de parejas que viven en otro país y tienen que planear la boda en la distancia, la ayuda es aún mayor.

 

4.      ¿Cómo se empieza el trabajo para ir armando todo?

Una vez elegida la persona, la cual debe resultar del agrado de ambos, aunque sea la novia la que más contacto tiene con el o ella, se debe organizar una reunión entre la pareja y el profesional, para empezar a conocerse. Se requiere gran asertividad y percepción del asesor y buena claridad y comunicación por parte de la pareja, para que las cosas cojan curso desde muy rápido. Este puede ser el momento para expresar aquello que definitivamente no forma parte de sus estilos y deseos

 

5.      ¿Es verdad que los Wedding Planners comisionan con los proveedores?

Lamentablemente en el medio existen algunos que lo hacen, pero hay que dejar claro que este no es el espíritu original de este oficio. Los consultores son pagados directamente por la pareja –o sus familias– y de hecho, parte de su misión es cuidar el presupuesto, encontrar las mejores alternativas a precios justos y contratar solo aquello que de verdad sea adecuado para el estilo de boda.

 

6.      ¿Cuál es la mejor manera de elegirlo?

En publicaciones como TODA MI BODA, suele incluirse una lista de los Wedding Planners de la ciudad, la cual sirve como punto de partida. Para tomar la decisión con mayor certeza, se pueden solicitar cartas de referencias de trabajos realizados y buscar parejas que hayan utilizado los servicios del profesional en el cual se encuentran interesados, para conocer su experiencia.

 

7.      Además de puntualidad y experiencia, ¿qué más debo esperar de mi Wedding Planner?

Que sea curioso, que busque nuevas alternativas para hacer realidad algunos de los deseos que tienen y que bien podrían parecer una locura, pero también aterrizarlos y decirles no cuando algo se salga demasiado del protocolo o las posibilidades.

8.      ¿Contratar un Wedding Planner me quitará parte del presupuesto que tenía destinado a otras cosas de la boda?

Si elijes bien no, pues la idea es que este profesional, debido a sus contactos y a que trabaja constantemente con los distintos proveedores, logre unas tarifas especiales, que a la larga, y sumando una y otra cosa, representará un ahorro que permitirá pagarlo. Lo otro es que la tranquilidad que da contar con este gran apoyo, vale más que cada peso que se invierte en su asesoría.

 

9.      ¿Cómo se paga este servicio?

Hay distintas alternativas: Por comisión, normalmente entre 10 y 15% del presupuesto total; una tarifa fija, que varía de acuerdo a la persona o empresa y al grado de participación de ésta; y también se ofrecen paquetes que pueden ser modificados o adaptados según las necesidades de la pareja.

 

10.  ¿Cómo garantizar que la relación con el asesor o asesora sea perfecta y que todo salga bien?

Partimos de la base de que han contratado a un profesional con experiencia probada, pero como en cualquier tipo de relación, la comunicación resulta fundamental. Cada persona tiene su método de trabajo, pero ustedes como pareja pueden solicitarle a su asesor reuniones periódicas cada determinando tiempo o reportes por escrito. Lo más importante es que finalmente los novios aprueben todo con su debida antelación y que el presupuesto se mantenga –obviamente siempre hay pequeñas variaciones– y, si hay imprevistos, que sean comunicados tan pronto se pueda.

Comments

Para comentar e interactuar con otros usuarios de todamiboda.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de todamiboda.com

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO