• Recordarme

Boda Sikh, una ceremonia que une un alma en dos cuerpos

La historia de amor entre Sara Arango Montoya (colombiana) y Rohit Garewal (hindú) se inició en Estados Unidos. Una vez decidieron dar el paso hacia el altar quisieron compartir este momento con sus familias y amigos, pero surgió entonces la pregunta sobre dónde hacerlo; la respuesta fue sencilla: en Medellín y Nueva Dehli, donde tienen sus raíces. Si iban a convertirse en uno solo, cada uno debía meterse en la piel del otro y experimentar su cultura.
 
Comenzó entonces la planeación de dos ceremonias: la primera una boda sikh(rama religiosa del hinduismo) en la Indiay con pocos días de diferencia, la segunda, una unión católica en Colombia. Con unos 40 invitados —los más cercanos— el 22 de noviembre de 2011 iniciaron en Nueva Dehli los tres días de festejo de su unión. 
Como en todas las culturas, la hindú cuenta con eventos pre boda, el más tradicional, el Mehandi un encuentro en el que las mujeres pintan con pasta de henna las manos y pies de la novia. No sólo se trata de embellecerla para el gran día, sino de un acto simbólico en el que se representa la luz interior y exterior que la acompañan. Ese mismo día Sara recibió de parte de su hermano una serie de pulseras que toda recién casada debe usar allí durante 41 días.
 
El 23 en la mañana se celebró la ceremonia religiosa. Sara, vestida con un Sari rojo —el color de las novias—, cubierta de joyas y accesorios, descalza, llegó al templo y allí esperó a Rohit. En medio de hombres con turbantes, llegó él, montado en un caballo, empuñando una espada, inmerso en un carnaval. Entraron juntos al templo, se sentaron en el suelo y comenzó este cuento de hadas. Luego compartieron un almuerzo en un club privado; para cerrar al día siguiente (el 24 de noviembre), tres días de fiesta con una noche de baile en un hotel.
Días después, el 17 de diciembre esta pareja estaba contrayendo matrimonio en la Parroquia el Portal de Jesús en Envigado, bajo todas las tradiciones colombianas. Así sellaron una unión no solo de dos cuerpos en un alma, sino de dos culturas con algo en común como dice Sara: “la alegría, la familia y el amor”.
 
A la hora de elegir el ritual por el cual se celebra una boda, es fundamental pensar en nuestras creencias y de alguna manera entender que no hay nada más moderno que la tradición.
 
 
 
Categoría: La ceremonia

Comments

Para comentar e interactuar con otros usuarios de todamiboda.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de todamiboda.com

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO