• Recordarme

Una boda rica en sabores y colores


Cuando decidimos organizar una boda, siempre nos surgen cantidad de interrogantes, especialmente en cuanto a la decoración y a la gastronomía, se refiere. El placer visual y el deleite del paladar deben ser nuestros principales objetivos y disparadores creativos para lograr una boda auténtica e innovadora.

Es evidente la importancia del color como elemento vanguardista en la realización de una boda y con esto vemos cómo el impacto visual se traslada a la comida. La gastronomía y la ambientación están íntimamente relacionadas. Tanto es así, que según el color que tenga un alimento, esperamos que tenga un sabor u otro; esto es, por ejemplo, lo que sucede con las manzanas: el ácido sabor de las verdes no tiene nada qué ver con el dulce de las rojas.

A su vez según la teoría del color, las distintas gamas de colores que utilizamos ejercen efectos diferentes en la atmósfera. Los tonos rojos, naranjas y amarillos ejercen un efecto energizante y estimulante, mientras que los azules, verdes y púrpuras resultan refrescantes y tranquilizantes. De este modo, el secreto de una adecuada decoración, está en la combinación equilibrada de los diferentes elementos.

Jugar con los elementos decorativos permite romper con lo tradicional e intervenir creativamente. Las frutas secas son una excelente alternativa, pues gracias a su exquisitez y colorido, logramos conjugar la decoración con la buena mesa. Éstas ambientan con su color y sabor natural el espacio y el paladar de los comensales. Una fusión entre formas, colores y sabores que dan como resultado una exquisita composición.

Hablando del color y el sabor, como dos elementos que se entrelazan en los diferentes momentos de la fiesta; debemos sorprender a nuestros invitados creativamente. Montar barras de postres, donde los invitados disfruten de diferentes clases de petit-four, trufas, dulces exóticos y frutas secas. Realizar pequeñas estaciones, inspiradas en texturas y colores, o simplemente destinar un área para compartir pasabocas y unas copas, pueden ser algunas alternativas.

Todas las bodas tienen su propia identidad, lo importante es saber combinar todos los componentes. El encanto de una boda original, son los detalles, éstos marcan la diferencia.

Categoría: La recepcion

Comments

Para comentar e interactuar con otros usuarios de todamiboda.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de todamiboda.com

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO