• Recordarme

Preguntas y Respuestas (parte 14)

50. ¿Cómo es la entrada de la novia a la ceremonia?

Una vez suene la marcha nupcial, el padre y la novia deben esperar unos instantes para que la atención se fije totalmente en ellos y luego empezar a caminar.

El paso debe ser corto, lento, continuo, elegante. Es un momento especial, por lo tanto la música debe estar a la altura.

51. ¿Cual es el orden para los saludos en el altar?

1. El padre de la novia saluda al novio
2. El padre de la novia saluda a la madre del novio
3. La madre del novio saluda a la novia.
Los novios no se saludan.

52. ¿En qué lugar se deben sentar los padres de los novios en la ceremonia?

El padre y la madre del novio se acomodan en la primera banca al lado del novio quedando la madre del novio en el primer asiento desde el corredor central, inmediatamente detrás del novio. El padre del novio se sienta a la derecha de la madre del novio, encabezando la primera banca; el padre de la novia toma a la madre de la novia y se sientan en la banca inmediatamente detrás de la novia, acomodándose el padre de la novia de primero en la banca en el puesto del corredor central, inmediatamente detrás de su hija.

53. ¿El sacerdote debe saludar a los novios?

El sacerdote saluda a los novios con una reverencia desde el altar que debe ser correspondida por ellos. Es común que se acerque a los reclinatorios donde están los novios, les saluda de mano, les felicita y les dirige unas palabras en voz baja.

54. ¿Donde se deja el ramo de la novia durante la ceremonia?

El sacerdote recibe el ramo a la novia después de saludar a la pareja y lo pone sobre el altar donde permanecerá toda la ceremonia.
Al final de ésta lo entregará de nuevo a la novia para salir de la iglesia.

Categoría: Planea tu boda

Comments

Para comentar e interactuar con otros usuarios de todamiboda.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de todamiboda.com

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO