• Recordarme

¿Y el lugar de la recepción?

Por: Sofía Londoño

¿Cuál es el factor qué más pesa a la hora de escoger el lugar de la boda? La pregunta clave para iniciar una cadena de preparativos que en muchos casos tarda meses, incluso años, aquí tenemos algunas alternativas que recomiendan los especialistas en lugares de boda como Alma Camargo de Celebraciones Castropol y Catalina Mejía de Picardía, según la personalidad de los novios.

Pero el tema no pasa tanto por el tiempo como por el estilo de los novios y sus respectivas familias. Y de lo que quieran proyectar: una imagen tradicional, fresca, descomplicada, sofisticada…


Cualquier pareja, no importa la edad, debe tener en cuenta la cantidad de invitados. Y en la misma línea, el tipo de fiesta que desean ofrecer.
En el fondo, aunque sea un acto de pareja, es una cuestión de celebración. De amigos. Es así como aparecen en el abanico de posibilidades clubes sociales para los más formales. El maridaje de esta opción incluye traje y vestido largo. Pero si la idea es no llevar el protocolo a extremos, mejor idea es una casa de campo.


Acá, además del estilo, el clima es el otro protagonista: el frío permite reuniones cerradas, de mayor intimidad,  mientras que el calor posibilita un uso más funcional de los espacios exteriores: un baile sobre una pradera verde y bajo la sombra de los árboles. Alrededor de una piscina o un lago. El punto es saber qué tanto de ciudad se quiere trasladar al campo.
Siempre vienen bien los clásicos asados o las paellas. Hay que tener en cuenta que las carpas son una excelente alternativa para controlar tanto la lluvia como el exceso de sol.
El espectro del abanico llega a la playa para aquellas parejas de novios de menos formalismos y mayor conexión con la naturaleza. La creatividad puede llegar incluso a alta mar, a bordo de un barco, para los más osados.
Para quienes se encuentran en medio del atrevimiento y el ecologismo, las casas de banquetes seguirán siendo una opción práctica y asequible. Este es un lugar maleable a todos los estilos. En ellas siempre habrá espacio para la música y los amigos. No importa que sea con corbata o con jeans.
Pero el atrevimiento no es exclusivo de jóvenes. Las parejas de más años bien pueden considerar un matrimonio en la capilla de un pequeño pueblo perdido en el mapa, o para aquellos menos apurados por la ceremonia, simplemente en un restaurante preparado especialmente para la ocasión. Los hay de pequeño y gran formato. Modernos y clásicos.

En cualquier caso hay que  tener en cuenta que aunque la celebración dure apenas unas cuantas horas, la escogencia del lugar, del estilo, puede llevar tiempo largo. Eso sí, no menos que el recuerdo, que suele ser para toda la vida.
Categoría: La recepcion

Comments

Para comentar e interactuar con otros usuarios de todamiboda.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de todamiboda.com

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO