• Recordarme

Como vestirse para una boda

Por: DIANA NEIRA / Tomado del libro " Preguntele a Diana"

Al recibir la invitación, la decisión del vestuario ya ha sido tomada por los contrayentes, así que simplemente se trata de saber interpretarla. La confusión se da siempre debido a los cambios que han surgido en lo relativo al protocolo de las bodas.

Siempre la guía es la vestimenta masculina, porque el protocolo prefiere guiarse por estos trajes que han permanecido sin mayores variaciones a través del tiempo.

El clima
En Colombia, Centroamérica y el Caribe es usual recibir una invitación que indica como traje: "guayabera". Si es el caso, las sugerencias son las siguientes:

Para una recepción en clima medio o cálido, si es de día, los señores van sin corbata, con camisa blanca o crema, de un diseño especial que se lleva por encima del pantalón. Lleva alforzas, algunas veces es bordada y con bolsillos, puede ser de manga corta o larga. El pantalón negro o camel. De noche sólo negro. Si se lleva con blanco, la recepción será cerca al mar, posiblemente en la playa, una isla o un barco.

Siguiendo la línea de color, los zapatos serán miel, negros o blancos, según el pantalón, y las medias igual. En la playa no se usan medias.

La pareja va con vestido corto de día, y largo o corto de coctel, si es para lucirlo de noche. Los pantalones femeninos son demasiado informales y se llevan sólo cuando el carácter de la reunión lo permite. Conviene llevar un chal para protegerse de los cambios de clima y para cubrirse el pecho durante la ceremonia religiosa. Todo color es bienvenido con excepción del blanco, que es patrimonio de la novia.



Bodas de día y clima frío
En bodas de día lucen estupendamente los sombreros por igual para mujeres y hombres, si se va a permanecer afuera la mayor parte del tiempo. Tan pronto se ingrese a recintos techados es preciso retirarlos.

Cuando la recepción es en clima frío y la invitación dice: "traje formal", significa que el novio va a estar con sacoleva, y lo seguirán los padres y miembros de la corte, incluyendo los padrinos.

Los invitados masculinos deben lucir con vestidos de un solo tono, de colores medios u oscuros, gris claro u oscuros, raya de tiza azul o negro. Café o similares no son adecuados. Si tienen sacoleva es la oportunidad de lucirlo; el de chaqueta corta es para los más jóvenes, que lo acompañan con chaleco camel o gris y corbata de colores claros.

Camisa blanca o crema y corbata que vaya de acuerdo con su color, puede ser roja con gris, azul y amarilla, vino tinto, en fin, que le dé el toque complementario a la vestimenta y de paso defina su personalidad.

Saber combinar
Ayuda especialmente tener en cuenta al estudio del color individual, para escoger el tono que destaca las cualidades y disimula los defectos. En clima caliente se aconsejan colores brillantes como el rojo, el turquesa, el verde limón, el naranja, el amarillo, el lila y el fucsia.

Para climas medios, los pasteles son bienvenidos: mandarina, rosado, hielo, verde pistacho, camel, vainilla, marfil, azul cielo y gris pálido. Se pueden llevar de día con zapatos del mismo color, ya que se encuentran fácilmente, y de noche con zapatos destalonados, que pueden ir forrados en la misma tela del vestido, o sandalias cobre, plateadas o doradas. Como complementos, carteras o bolsos que combinen con el conjunto; no es necesario que sean del mismo material o color.

Para las mujeres
Las mujeres deben ir con vestidos de falda, ya sean de una pieza, vestido-abrigo o sastres. Un tocado en la cabeza o un sombrero las harán lucir muy bien, el problema es que al retirarlos para ingresar a un recinto cerrado o bailar, es preciso cambiar el peinado o retocarlo.

El largo de la falda depende de las piernas, la figura y la edad. El largo que a todas conviene es el llamado Chanel, que cubre la rodilla y siempre se ve elegante. Para las menores de treinta años, la minifalda es adecuada siempre y cuando no sea exagerada, o sea que no deje apreciar el muslo, ya que va en contra de la armonía dejar ver demasiado la pierna. Es mejor insinuar que exhibir, esto iría en contra del equilibrio del vestuario, condición para lograr la armonía que se traduce en elegancia.

Si la tarjeta dice "traje de calle", significa que se trata de una celebración sencilla y como tal permite que cada uno escoja su atuendo; sin embargo, como se trata de una boda, no convienen los vestidos tipo bocadillo, que se llaman así porque el saco es de un color distinto al del pantalón.

Hoy en día también se redactan tarjetas tan originales como serán las ceremonias correspondientes y es común recibir una que diga, por ejemplo: "traje blanco", lo cual se presta a confusiones y muchas veces intimida a los invitados, porque les limita la oportunidad de escoger sus atuendos. Todas estas indicaciones son válidas para los padres de los novios y los invitados. La excepción es cuando se trata del sacoleva, un traje exclusivo que pocos poseen, así que sólo es imperativo lucirlo para los padres de los contrayentes y padrinos.

 

Comments

Para comentar e interactuar con otros usuarios de todamiboda.com usted debe estar registrado. Las opiniones expresadas a continuación son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de todamiboda.com

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO